Mensaje de Bienvenida

¡Hola a todos!

Iniciamos esta nueva aventura acompañados de dos grandes amigas que iremos conociendo a lo largo del curso. ¿Os las presento?. Son Lengua y Literatura. Lo primero que haremos, además de aprender muchas cosas, es personificarlas.
¿ Recordáis lo que era una personificación?...

18 febrero 2014

Pongamos color en nuestras vidas con pequeños gestos




¡Hola a mi alumnado!  













Los pequeños gestos, los favores, una sonrisa por la mañana cuando te cruzas con alguien, un "Buenos días", "Gracias", "Por favor"... " "¿Te ayudo?" "No te preocupes" "Ánimo"...son pinceladas que dan COLOR a NUESTRAS VIDAS.

¿Habéis observado que la gente triste, enfadada, malhumorada es de color grisáceo? 

Pongamos color en nuestras vidas para reflejar ese toque luminoso y colorido a los demás

¿Qué opináis vosotros? Hay personas con  "color" o no? ¿Es interesante una vida en blanco y negro  o con color? 




14 febrero 2014

¡Feliz Día de San Valentín! El amor es ciego





¡Hola a todo mi alumnado! 

 Hoy celebramos el Día de San Valentín. El día de los enamorados, del amor... ¿Sabéis quién fue San Valentín y por qué celebramos este día? o ¿por qué decimos que el amor es ciego?
La respuesta a la primera pregunta la buscaréis vosotros. La respuesta a la segunda pregunta os la daré a través de un hermoso cuento.

¿Por qué se dice que el amor es ciego?


Cuentan que una vez se reunieron en algún lugar de la Tierra todos los sentimientos y cualidades de los seres humanos. 

EL ABURRIMIENTO bostezaba, como siempre, cuando la LOCURA les propuso: 

- ¡Vamos a jugar al escondite! 

LA INTRIGA levantó la ceja, intrigada, mientras la CURIOSIDAD, sin poder contenerse, preguntaba: ¿Al escondite? ¿Y cómo es eso? 

- Es un juego -explicó la LOCURA- Yo me tapo la cara y comienzo a contar, desde uno hasta un millón. Ustedes se esconden, y cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que encuentre ocupará mi lugar para continuar el juego. 

EL ENTUSIASMO bailó, secundado por la EUFORIA. 

La ALEGRÍA dio tantos saltos que terminó por convencer a la DUDA, e incluso a la APATÍA, a quien nunca le interesaba nada. 

Pero no todos quisieron participar. 

La VERDAD prefirió no esconderse. ¿Para qué?, si al final siempre la encontraban. 

La SOBERBIA opinó que era un juego muy tonto (en el fondo lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido suya). 

La COBARDÍA prefirió no arriesgarse. 

- Uno, dos, tres... -comenzó a contar la LOCURA- La primera en esconderse fue la PEREZA que, como siempre, se dejó caer tras la primera piedra del camino. 

La FE subió al cielo. La ENVIDIA se escondió tras la sombra del TRIUNFO, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto. 

La GENEROSIDAD casi no alcanzaba a esconderse; cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos. 

¿Que si un lago cristalino? Ideal para la BELLEZA, pensaba. 

¿Que si la rendija de un árbol? Perfecto para la TIMIDEZ. 

¿Que si el vuelo de la mariposa? Lo mejor para la VOLUPTUOSIDAD. 

¿Que si una ráfaga de viento? Magnífico para la LIBERTAD. 

Así terminó por ocultarse en un rayito de sol. 

El EGOÍSMO, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómodo... pero sólo para él. 

La MENTIRA se escondió en el fondo de los océanos (mentira, en realidad se escondió detrás del arco iris). 

La PASIÓN y el DESEO se fueron juntos al centro de los volcanes. 

El OLVIDO... se me olvidó donde se escondió... pero eso no es lo importante. 

Cuando la LOCURA contaba 999.999... El AMOR aún no había encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado... hasta que divisó un rosal. Enternecido, decidió esconderse entre sus rosas. 

- ¡Un millón! - gritó la LOCURA- y comenzó a buscar. 

La primera en aparecer fue la PEREZA, a solo tres pasos de la piedra más cercana. 

Después escuchó a la FE, en el cielo, discutiendo con Dios sobre teología. 

A la PASIÓN y el DESEO los sintió en el vibrar de los volcanes. 

En un descuido encontró a la ENVIDIA, y así pudo deducir dónde estaba el TRIUNFO. 

Al EGOÍSMO no tuvo ni que buscarlo, el solito salió disparado de su escondite, que había resultado ser un nido de avispas. 

De tanto caminar, la LOCURA sintió sed; al acercarse al lago descubrió a la BELLEZA. 

Con la DUDA resultó más fácil todavía: la encontró sentada sobre una cerca, sin decidir aún de que lado esconderse. 

Así fue encontrando a todos, al TALENTO entre la hierba fresca; a la ANGUSTIA en una oscura cueva; a la MENTIRA detrás del arco iris (mentira, estaba en el fondo del océano) y hasta el OLVIDO... que ya se le había olvidado que estaba jugando al escondite. 

Pero el AMOR no aparecía por ningún sitio. 

La LOCURA buscó desesperada, detrás de cada árbol bajo, en el fondo de las lagunas, debajo de las piedras, en la cima de las montañas. Se volvió loca buscando. 

Cuando estaba por darse por vencida, divisó un rosal. 

Sonriendo, tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas. 

De pronto se escuchó un doloroso grito. 

¡Las espinas habían herido en los ojos al AMOR! 

La LOCURA no sabía que hacer para disculparse. 
Lloró, rogó, imploró, pidió perdón, y hasta prometió ser su lazarillo. 
Desde entonces, desde que por primera vez se jugó al escondite, el AMOR es ciego, y... la LOCURA siempre lo acompaña.


 

13 febrero 2014

Repasamos Morfología



¡Hola a mi alunado de 1º ESO!

Ya hemos trabajado todas estas palabras, aunque os parezca mentira. Llevamos ya avanzado el curso y de la Morfología nos queda poco. 

Las siguientes actividades os servirán para recordar todo lo que hemos trabajado.
 Una vez realizadas las actividades, pondréis la puntuación obtenida en Comentarios.

¿Se han enterado los "despistados?

El sustantivo
El género del sustantivo
El número del sustantivo
El artículo
Adjetivos determinativos o determinantes I
Adjetivos determinativos o determinantes II
Adjetivo
Grados del adjetivo
Pronombres
Pronombres demostrativos y posesivos
Otros pronombres
El verbo

¿Qué puntuación habéis obtenido?....


01 febrero 2014

Somos cazadores de faltas ortográficas


Hola a mi alumnado de 1º ESO



¿Qué tal llevamos la ortografía? Sé que ya VEIS LAS TILDES  y que estáis más interesados en ponerlas y en corregir las faltas, aunque los mensajes en Facebook, Twitter o WhatsApp están haciendo estragos en este sentido y es una batalla con la que tenemos que contar.

Vosotros, sin embargo, sois buenos cazadores de faltas ortográficas y ahora es una nueva oportunidad para ello. 

En clase, hemos visto las reglas generales de acentuación en palabras llanas, agudas, esdrújulas; palabras con diptongo e hiato, uso de grafías y la tilde diacrítica. 


Esta caza va en ese sentido. Tendréis que buscar los monosílabos con tilde diacrítica que se han escrito de forma incorrecta en el siguiente cuento.
Los monosílabos encontrados se pondrán en "Comentarios"

¡Buena caza!


La Hache en fuga
Era una pobre Hache de poca monta: no valía ni un comino ni un pito (llámale hache), y lo sabía. Por ello no montaba en cólera, se quedaba en su puesto y soportaba con paciencia las burlas de sus compañeras. Éstas le decían:
-¿Que pretendes? ¿Tu, una letra del abecedario? ¿Con esa pinta?
-¿Te enteras o no te enteras de que nadie te pronuncia?
Claro que se enteraba. Pero sabía además que en exterior hay países y lenguas en las que la Hache tiene su importancia.
<>.
Un día hicieron que se enfadara de verdad. Así que ella, sin decir ni pío, hizo un hato con sus pocas ropas y emprendió viaje en auto- stop.
¡Cielos! Lo que sucedió de un momento al otro, a causa de aquella fuga, no se puede siquiera describir.
Los hórreos, al quedarse sin Hache, se derrumbaron como bajo un bombardeo. Los hospitales, de golpe, más ligero, volaron por los aires diseminando enfermos, sábanas, médicos, ascensores y comprimidos por todas partes.
En compensación, las hamacas se convirtieron en alfombras mágicas: quitarles la Hache fue ponerles alas.
Las heridas ya no se volvieron a abrir, pero produjeron atascos en la circulación de la sangre.
El hielo de todas las neveras comenzó a derretirse y hubo una inundación multicolor de helados en las calles.
Para qué hablar de las bebidas alcohólicas, qué sabor tan desagradable. Además era imposible beberlas, porque el hígado, también sin Hache, amenazaba volverse una pasta pegajosa.
Mi tío estaba arreglando la hebilla de su cinturón, con la caja de herramientas al lado, cuando desaparecieron las Haches. La hebilla se puso blanda como si fuese mantequilla. (…)
Comenzó una gran búsqueda del hombre, es decir, perdonad, de la Hache.
Los puestos de frontera recibieron la orden de redoblar la vigilancia. La Hache fue descubierta en las cercanías de Cerbère, mientras intentaba entrar clandestinamente en Francia, porque no tenía pasaporte. Pero debieron suplicarle de rodillas.
-¡Quédese con nosotros, no nos haga eso! (…) Mire, aquí hay una petición de los habitantes de Hendaya, que le ofrecen un chalé en el mar. Y ésta es una carta del jefe de estación de Huelva, que sin usted se convertiría en el jefe de estación de Uelva: sería ultrajante. Vuelva, por favor.
La Hache era de buen corazón, ya os lo he dicho. Sé quedó, con gran alivio para los helechos, los helicópteros y el propio hombre. Pero hay que tratarla con respeto, de otro modo nos dejará plantados otra vez.
Y para mi, que me gusta leer, sería gravísimo. ¿Qué haría frente a un libro o un periódico con hojas? Y los árboles, ¿dé qué color serían?
Gianni Rodari: El libro de los errores (traducción de Mario Merlino). Espasa- Calpe, Madrid. 2001
       

Para Reflexionar." Buscando la felicidad"



 ¡Hola a mi alumnado! 





Os dejo este precioso cuento para que lo leáis detenidamente y penséis sobre su contenido y mensaje. Podéis dejar vuestras opiniones en "Comentarios"



“Todos quieren cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo.”
LEÓN TOLSTÓI

 CUENTO
Dice el cuento que en el principio de los tiempos se reunieron varios demonios para hacer la mayor de sus tropelías. 
Uno de ellos dijo: “Debemos quitar algo a los humanos pero, ¿qué les quitamos?”. 
Después de mucho pensar, un segundo, añadió: “¡Ya sé! Vamos a quitarles la felicidad. Para muchos de ellos es el don más preciado, ¡pero el problema va a ser dónde esconderla para que no puedan encontrarla!”. 
Se sumó un tercer demonio a la conversación: “¡Vamos a esconderla en la cima del monte más alto del mundo!”. 
Inmediatamente, replicó un cuarto demonio: “¡No!, recuerda que tienen fuerza; alguna vez alguien puede subir y encontrarla, y, si la encuentra uno, ¡ya todos sabrán dónde está!”. 
Luego, opinó el quinto: “¡Entonces vamos a esconderla en el fondo del mar!”. 
Y el sexto objetó: “¡Tampoco! Recuerda que tienen curiosidad; alguna vez alguien construirá un aparato para poder bajar allí y entonces la encontrará”. 
Un séptimo demonio tomó la palabra: “¡Escondámosla en un planeta lejano a la Tierra!”. 
Pero todos protestaron: “¡No! Recuerda que tienen inteligencia; un día alguien va a construir una nave en la que pueda viajar a otros planetas y va a descubrirla, y entonces todos tendrán felicidad”. 
El último de ellos, el más astuto y malvado de todos, había permanecido en silencio escuchando atentamente cada una de las propuestas de los demás. Analizó cada una de ellas y entonces se manifestó convencido. Y hablando firme y lentamente, dijo: “Creo saber dónde ponerla para que realmente nunca la encuentren…”. 
Todos lo miraron asombrados y preguntaron al mismo tiempo: “¡¿Dónde?!”. 
El demonio respondió: “La esconderemos dentro de ellos mismos, en el fondo de sus corazones… Estarán tan ocupados buscándola fuera de si mismos que nunca la encontrarán. Se perderán en lo accesorio, en lo banal. Su codicia y ambición les hará buscar el mayor de los tesoros en los objetos, en las cosas, para llenar vanidades, colmar egos, distraerse de lo esencial. Muy pocos llegarán a darse cuenta de que, en realidad, solo encontraran la serenidad, el equilibrio y la felicidad si miran hacia adentro y luego ponen sus dones al servicio de los demás. Si queremos alejarles de la felicidad, pongámosla tan cerca de sí mismos que sean incapaces de ni tan solo darse cuenta de que la alojan en el fondo de su Ser…”.
Todos estuvieron de acuerdo y desde entonces ha sido así: el hombre se pasa la vida buscando la felicidad sin saber que la lleva dentro.

Somos escritores





¡Hola a mi alumnado de 3º!


Tras haber trabajado la Literatura del Prerrenacimiento, os toca a vosotros ser escritores de esa época. Seréis Fernando de Rojas o poetas anónimos del Romancero. Así que preparad vuestras plumas porque el siglo XV os espera. 

 

Tendréis que escribir un romance novelesco o continuar un fragmento de La Celestina de los que hayamos leído en clase. Ya conocéis las características de los romances: métrica, temática, etc. Vuestro romance inventado, si elegís esta opción, no tiene por qué seguir todas las características. Es complicada la medida de los versos, la rima, etc. Si, por el contrario, elegís continuar un fragmento de La Celestina leídos en clase, podéis introducir personajes nuevos, cambiar el destino de ellos, etc.

Esperamos vuestras aportaciones al mundo literario







Los ejércitos de don José
 se desmayaban y se iban 
cuando en la octava batalla

a sus enemigos los derrotaba.
José deja sus tiendas
y de lo real se iba,
solo va el desventurado,

sin ninguna compañía. 
El caballo cansado
ya ni moverse podía,
camina por donde quiere
porque sentido no tenía.
muerto de sed y hambre iba,
desolado de esta manera decía:
Ayer era rey de España,
hoy no lo es de pueblos ni de villas;
ayer pueblos, villas y castillos,
hoy ninguno poseía:
ayer tenía criados
y gente que le servía,
hoy no tiene ni una almendra
que pueda decir que es suya.
¡Desdichada fue la hora,
desdichado fue aquel día
en que nació y heredo 
la tan grande señoría,
pues lo tendría que perder
todo junto y en un día!
¡Oh muerte!, ¿por qué no vienes
y llevas esta alma que es suya? 
Él te lo agradecería. 
Lidia López


Promesa a Granada.

Había una princesa
que desde el balcón asomaba.
Era la hija de Alfonso
que gran belleza daba.
Poseía inmensa altura
y una gran melena larga.
Su príncipe no acudía
pues ella triste se encontraba.
Los dos querían marcharse
a otro lugar de España,
no estaban a gusto en Castilla
por eso deseaban ir a Granada.
Para que pudieran marchar
solo seis horas faltaban
A lo lejos se veía un varón,
era su amado que llegaba.
Su rostro no parecía alegre
Por sus noticias tan malas.
Al llegar por fin su amante
le contó lo que pasaba.
Él no podía abandonar
Su tierra tan sagrada.
La hija con cada palabra
a su amante le lloraba.
Tanto dolor que contenía
sus lágrimas resbalaban
sobre su rostro pálido
y por las mejillas enrojadas.
El varón entristecía
al ver llorar a su amada
por haberle prometido
un viaje para Granada.
La hija no quería verle mas
por la promesa deseada.
El varón desaparecía
sin poder mirar atrás
Pues veía a su princesa
llorar muy desconsolada.
Aurora Crespo


Estoy de pie sobre el lago helado
Por aquellos tiempos
no era normal ver a una chica
de alcurnia como yo
fijarse en un chico como él.
Y así os contaré mi historia
entre frases y llantos,
ya que no es para mí
nada fácil contar una historia de amor,
pero amor imposible.
Allá por el 1910,
un apuesto caballero
acababa de llegar a Villanela,
un hermoso pueblo
en cuyo lugar yo habitaba.
El caballero, de nombre Martín,
había terminado hace poco
su carrera de guardia civil,
o como los llamaban “Miguelete”.
Su destino fue Villanela,
donde se topó conmigo.
Al principio he de reconocer
que me desagradó sobremanera
la forma en que se dirigió a mí.
No puedo decir que no sea una chica torpe
ya que estaría mintiendo.
Yo montaba tranquilamente
por un camino a las afueras del pueblo
al lado del río,cuando unos salvajes 
intentaron robarme,
y aunque sea torpe,
soy valiente como la que más
y me atreví a salir
detrás de aquellos malnacidos.
De repente se cruzó por mi camino
Martín, y los malnacidos huyeron.
Al poco de cruzarse nuestras miradas,
le recriminé el cruzarse en mi camino
y él me contestó con un frío
es usted una insensata señorita” ,
aunque tenía razón
no tenía ningún derecho a gritarme de ese modo.
Camino a comisaria
para poner una denuncia
rompió el silencio para preguntarme
“Y…Por cierto. ¿Cuál es su nombre señorita?”
“Manuela , me llamo Manuela…¿Y usted?”
 “Martín”. Puesta la denuncia volví a casa.
Y él como un caballero,
se propuso para acompañarme.
Aquella noche no pude ni dormir
pensando en aquel apuesto muchacho
que aunque se topó en mi camino
por una mala acción de unos salvajes
me encantó haber conocido.
A partir de aquel instante me enamore de él.
Aunque mi preocupación aumentó,
cuando recordé como se lo tomaría mi padre
si yo llegase a salir con él.
Mi padre era Gonzalo de Castro,
el hombre más cerrado de mente
que yo haya podido conocer.
Sus planes para mí eran casarme
con alguien de mi alcurnia
y no con una aprendiz de “Miguelete”,
pero ni eso ni ninguna otra cosa del mundo
podían hacer cambiar
los sentimientos que
acababan de aflorar en mi corazón.
A la mañana siguiente
paseaba por la plaza,
pensando en Martín
y en qué haría cuando me encontrase con él
 se lo confesaría,
o ¿quizás era demasiado pronto?
Todavía no sabía
si el sentimiento era mutuo,
o simplemente era para él
una muchacha insensata.
Noté una mano agarrando mi brazo,
me temí lo peor,
la mano me arrastró hasta una calle,
allí fue cuando estuve frente a frente
pecho con pecho con él,
me besó y me susurró al oído:
Te espero donde nos conocimos ,
a las afueras del pueblo junto al río” ,
cuando terminó, me besó de nuevo
y marchó para el cuartel.
No pudo evitar volver la mirada y sonreírme
cuando se alejaba , asombrada
y sin palabras le devolví
la mejor de mis sonrisas.
Al regresar a casa ,
buscaba que ponerme ,
tenía que estar brillante
para la cita con Martín.
Mi sorpresa, ver entrar a mi padre
en la alcoba, con cara de enfado,
al parecer mandó seguirme,
y me habían visto con Martín en la plaza.
Yo creía que se disgustaría,
pero no hasta el punto de encerrarme. 
Te quedarás aquí, hasta que escarmientes"
Pero escape y fui a encontrarme con Martín.
Allí me vio llorando cuando llegó
y me preguntó:
¿Qué pasa Manuela? Algo no va bien..”
a lo que respondí algo que aprendí en Sayoc,
uno de mis muchos viajes
“Estoy de pie sobre un lago helado”
“No sé qué significa eso”
”El lago helado es el nombre
de lo que más quieres en este mundo
 y lo quieres , lo quieres tanto
que harías lo imposible
por llegar a ello.
Y tu corazón toma el control.
Pero debido a eso al final acabas destruido.
Está ahí de pie en ese lago helado
y crees que eres lo suficientemente rápido
como para ir y cogerlo
antes de que el hielo se resquebraje…
Y de lo que no te das cuenta
es que ya estás de pie en el hielo ,
y que se está resquebrajando a tu alrededor”
¿Qué intentas decirme con eso?
¿Qué no puedo estar con la persona
que mas quiero en el mundo?”
”Sí..” . Acabé con aquella conversación
y me fui , Martín no tardó en comprender
el motivo de mi pesar
y por qué  no podía estar con él.
Mi padre me quería mandar fuera del pueblo
para que no se me ocurriera
ninguna estupidez.
Ya  todo preparado, 
quedaba despedirme de mi madre
 y así lo hice. 
Martín no se quedó quieto,
fue en mi busca, 
allí donde me mandó mi padre.
Lo tenía todo atado y bien atado.
Me liberó de las garras,
de los sirvientes de mi padre;
y huimos juntos a las Américas
donde nada ni nadie podía separarnos
donde nuestra historia finalizó

y el amor imposible, quizás, no lo era tanto.

María Manuela Cubero Lacalle 3ºESO-B






Fragmento De La Celestina

Después de esto La Celestina y los criados reciben el dinero y se lo reparten. Calisto y Melibea se van juntos a otro sitio donde fueron muy felices. Al paso de los 3 años Calisto se da cuenta de que Melibea ya no lo quería porque se dio cuenta de que él solo la quería por el dinero que tenía y dice asi:

Melibea-¡Oh, Calisto, Calisto como osas tener tanta maldad! Yo te ofrecí todo mi amor y tú a cambio todo este mal.

Calisto-Eso es mentira, yo te amo Melibea.

Melibea desconcertada acude a su padre Pleberio a ser aconsejada:

Melibea- Padre, padre, debes aconsejarme que hacer con mi gran amado pues me ha engañado

Pleberio-¡Oh hija! Dejalo y ama a otro como lo amas a él y sé feliz junto otro hombre.

Al terminar de hablar Melibea pensó y decidió hacer lo correcto. Al final esta recapacitó y vio que Calisto la quería mucho para hacerle tanto daño. Todo esto se arregló y continuó su historia de amor.
Noelia Rodríguez


 

Continuación de una historia de la Celestina

Sempronio.- Callemos, que a la puerta estamos; y, como dicen, las paredes tienen oídos.

Pármeno.- No entiendo como tienes el valor de hacerle esto a Calisto, con lo que el confía en nosotros; y encima aquí en su propia casa.

Sempronio.- Calla, que ya está llegando.

Celestina.- He venido lo más rápido posible.¿Qué queréis? No tengo tiempo para perderlo aquí con vosotros.

Sempronio.- Quisiera que no le habléis a Melibea acerca de Calisto, sino que le habléis muy bien de mi.

Celestina.- Claro, pero no soy nada barata. Me tendrás que dar lo que me prometió Calisto más un anillo de plata.

Sempronio.- Acepto.

Pármeno.- ¡Pero Sempronio tú no tienes cadena de oro ni anillo de plata!

Sempronio.- Los conseguiré, todo sea por mi amor Melibea.

Celestina.- Mañana mismo iré a casa de Melibea, pero vosotros debéis distraer a Calisto para qué no me vea ir. Ya me encargaré yo del resto. Mañana vendré a por el anillo y cuando hayáis tenido la primera cita me darás la cadena.

Pármeno.- Si Calisto se entera, yo no he tenido nada que ver.

Sempronio.- Adiós Celestina, suerte.

Celestina.- Adiós.

 Raúl Palacios